DIPUTACION DE CARIDAD

HASTA EL PROXIMO CURSO
Casi sin darnos cuenta se acaba un nuevo curso cofrade.Parece que fue ayer cuando en septiembre nos volvíamos a reencontrar nuevamente
aquí en nuestra Casa junto a Ellos. A toda prisa, el almanaque se empeñó en hacer pasar sus hojas una tras otras; el aniversario de la
Coronación de nuestra Madre, los días luminosos de la navidad este año además adornados con nuestro propio Belén; los cultos unos tras
otros de Nuestros Sagrados Titulares; una Cuaresma que se nos antoja siempre corta, un nuevo Martes Santo fallido por las inclemencias
del tiempo y así ya junio viene a anunciarnos a Jesús hecho Sagrada Forma y que el verano se apoderará irremediablemente de nuestra
ciudad adormilando esos sentimientos y vivencias que nuevamente irán surgiendo cuando él mismo se marche y deje paso a un nuevo tiempo.
Repasando este tiempo ya finalizado desde la Diputación de Caridad queremos añadir un agradecimiento por tantas cosas recibidas,
empezando por la comprensión y apoyo del resto de la Junta de Gobierno, que desde luego muchas veces ha requerido dosis de paciencia por
su parte; a la juventud verdadera garantía de continuidad y futuro de nuestra Hermandad siempre dispuesta y colaboradora en tantas y
tantas cosas; al resto de hermanos que han aportado siempre algo sea material o inmaterial. Muchas veces un rato de conversación ,un
gesto, un comentario…que gratificante resulta. De esto último tomamos nota en esta Diputación para convertirlo en algo más que ofrecer
a quien lo necesite. La palabra apoyo la queremos entender lo más amplia y redonda posible. Indudablemente somos conscientes de que
siguen siendo tiempos duros y aún no se atisba luz en este tunel en el que la crisis actual, nos tiene metidos, es por ello por lo que
queremos manifestar que desde esta Diputación se seguirá trabajando hasta donde nuestras fuerzas y recursos nos permitan. Así queremos
poner en marcha nuevos proyectos que enriquezcan más aún la labor que pueda hacerse. Queremos ser ambiciosos, en tal malos tiempos la
asistencia y ayuda que pueda prestarse es poca y ello, debe obligarnos a nosotros y a todos lo hermanos a fajarnos para que juntos y en
la medida de nuestras propias posibilidades podamos plantar cara a esta maldita crisis que más allá de las cuestiones meramente
materiales es también una crisis que está azotando tantos y tantos pìlares y valores sobre los que estaba asentada nuestra sociedad.
Desde luego estamos convencidos que solo así, juntos, saldremos de estos tiempos tan oscuros. Desde luego como Bolsa de Caridad de una
Hermandad que es, nuestro principal objetivo y destinatario de la ayuda que pueda prestarse, sera siempre el hermano, sin que ello
suponga descuidar otras actividades asistenciales que siempre ha prestado nuestra Hermandad. Así como hemos indicado además de esa
asistencia material, esta Diputación queda abierta a cualquier otra ayuda que pueda ser útil al hermano que la necesite, en esta línea
estamos trabajando en crear una base de datos que nos permita orientar en materia de trámites y gestiones relacionadas con temas
laborales, sociales, familiares…Igualmente, queremos buscar opciones de formación que permita a quien lo necesite enriquecer su
curriculum de cara a encontrar trabajo. Es más estamos estudiando cómo crear un punto de encuentro entre quien pueda ofertar un puesto de
trabajo y el hermano que lo esté buscando…. Ante tantos retos invitamos a cuantos quieran participar en la medida de sus posibilidades
en la puesta en marcha de estas iniciativas, aunque de todas formas seguiremos abusando de la paciencia y capacidad de comprensión de
tanta y tanta gente, a la hora de buscar los medios necesarios que nos permitan realizar nuestra labor. En ello ya lo sabemos está
implicada toda la Hermandad y eso hace que San Benito no sea una hermandad grande sino GRANDIOSA, pues la majestuosidad no se mide en
enseres espectaculares, hermosos pasos… sino en la gente que componen una Hermandad y aquí desde luego hay riqueza y abundancia. De
este componente humano queremos destacar un hecho hermoso y que demuestra como es la gente de San Benito. Así aunque un año más Nuestros
Sagrados Titulares no han salido a la calle y no ha sido posible realizar nuestra estación de penitencia, desde luego esta Diputación ha
presenciado la más hermosa de las chicotá que nuestro Misterio de la Presentación al Pueblo ha realizado. Decimos bien y no nos hemos
vuelto locos, cuando nos referimos a ese gran esfuerzo que sus costaleros han realizado donando tantos y tantos kilos de alimentos que
nos han permitido atender muchísimas necesidades, que solo nos queda a modo de agradecimiento darles la más grande ovación que en la
carrera oficial de la vida pueda darse. Gracias Así esta Diputación quiere desear buenas vacaciones, recordar que desgraciadamente no
todo el mundo podrá tener esa paz que el merecido descanso otorga, y que estaremos aquí buscando cuanto pueda servir para aliviar tantas
y tantas pesadas cargas aunque desgraciadamente muchas veces solo podremos escuchar, pero si ello alivia algún pesar ahí estarmos. Feliz
verano.

HASTA EL PROXIMO CURSO

   Casi sin darnos cuenta se acaba un nuevo curso cofrade.Parece que fue ayer cuando en septiembre nos volvíamos a reencontrar nuevamente aquí en nuestra Casa junto a Ellos. A toda prisa, el almanaque se empeñó en hacer pasar sus hojas una tras otras; el aniversario de la Coronación de nuestra Madre, los días luminosos de la navidad este año además adornados con nuestro propio Belén; los cultos unos tras otros de Nuestros Sagrados Titulares; una Cuaresma que se nos antoja siempre corta, un nuevo Martes Santo fallido por las inclemencias del tiempo y así ya junio viene a anunciarnos a Jesús hecho Sagrada Forma y que el verano se apoderará irremediablemente de nuestra ciudad adormilando esos sentimientos y vivencias que nuevamente irán surgiendo cuando él mismo se marche y deje paso a un nuevo tiempo. 

   Repasando este tiempo ya finalizado desde la Diputación de Caridad queremos añadir un agradecimiento por tantas cosas recibidas, empezando por la comprensión y apoyo del resto de la Junta de Gobierno, que desde luego muchas veces ha requerido dosis de paciencia por su parte; a la juventud verdadera garantía de continuidad y futuro de nuestra Hermandad siempre dispuesta y colaboradora en tantas y tantas cosas; al resto de hermanos que han aportado siempre algo sea material o inmaterial. Muchas veces un rato de conversación, un gesto, un comentario…
que gratificante resulta. De esto último tomamos nota en esta Diputación para convertirlo en algo más que ofrecer a quien lo necesite. La palabra apoyo la queremos entender lo más amplia y redonda posible. Indudablemente somos conscientes de que siguen siendo tiempos duros y aún no se atisba luz en este tunel en el que la crisis actual, nos tiene metidos, es por ello por lo que queremos manifestar que desde esta Diputación se seguirá trabajando hasta donde nuestras fuerzas y recursos nos permitan. Así queremos poner en marcha nuevos proyectos que enriquezcan más aún la labor que pueda hacerse. Queremos ser ambiciosos, en tal malos tiempos la asistencia y ayuda que pueda prestarse es poca y ello, debe obligarnos a nosotros y a todos lo hermanos a fajarnos para que juntos y en la medida de nuestras propias posibilidades podamos plantar cara a esta maldita crisis que más allá de las cuestiones meramente materiales es también una crisis que está azotando tantos y tantos pìlares y valores sobre los que estaba asentada nuestra sociedad. 

   Desde luego estamos convencidos que solo así, juntos, saldremos de estos tiempos tan oscuros. Desde luego como Bolsa de Caridad de una Hermandad que es, nuestro principal objetivo y destinatario de la ayuda que pueda prestarse, sera siempre el hermano, sin que ello suponga descuidar otras actividades asistenciales que siempre ha prestado nuestra Hermandad. Así como hemos indicado además de esa asistencia material, esta Diputación queda abierta a cualquier otra ayuda que pueda ser útil al hermano que la necesite, en esta línea estamos trabajando en crear una base de datos que nos permita orientar en materia de trámites y gestiones relacionadas con temas laborales, sociales, familiares…
Igualmente, queremos buscar opciones de formación que permita a quien lo necesite enriquecer su curriculum de cara a encontrar trabajo. Es más estamos estudiando cómo crear un punto de encuentro entre quien pueda ofertar un puesto de trabajo y el hermano que lo esté buscando….

   Ante tantos retos invitamos a cuantos quieran participar en la medida de sus posibilidades en la puesta en marcha de estas iniciativas, aunque de todas formas seguiremos abusando de la paciencia y capacidad de comprensión de tanta y tanta gente, a la hora de buscar los medios necesarios que nos permitan realizar nuestra labor. En ello ya lo sabemos está implicada toda la Hermandad y eso hace que San Benito no sea una hermandad grande sino GRANDIOSA, pues la majestuosidad no se mide en enseres espectaculares, hermosos pasos… sino en la gente que componen una Hermandad y aquí desde luego hay riqueza y abundancia. De este componente humano queremos destacar un hecho hermoso y que demuestra como es la gente de San Benito. Así aunque un año más Nuestros Sagrados Titulares no han salido a la calle y no ha sido posible realizar nuestra estación de penitencia, desde luego esta Diputación ha presenciado la más hermosa de las chicotá que nuestro Misterio de la Presentación al Pueblo ha realizado. Decimos bien y no nos hemos vuelto locos, cuando nos referimos a ese gran esfuerzo que sus costaleros han realizado donando tantos y tantos kilos de alimentos que nos han permitido atender muchísimas necesidades, que solo nos queda a modo de agradecimiento darles la más grande ovación que en la carrera oficial de la vida pueda darse. Gracias Así esta Diputación quiere desear buenas vacaciones, recordar que desgraciadamente no todo el mundo podrá tener esa paz que el merecido descanso otorga, y que estaremos aquí buscando cuanto pueda servir para aliviar tantas y tantas pesadas cargas aunque desgraciadamente muchas veces solo podremos escuchar, pero si ello alivia algún pesar ahí estarmos.
Feliz verano.