Insignias de la Hermandad

Paso de la Sagrada Presentación de Jesús al pueblo

BOCINAS

Las bocinas abren la Cofradía, en número de cuatro, fueron cinceladas en metal plateado por el orfebre Manuel Villarreal Fernández. El tubo se decora con hojarasca y medallones en los que se muestran jarras de azucenas. Junto a la boquilla aparecen dos ángeles querubines simulando sostenerla, mientras que la campana queda rodeada por cuatro cabezas aladas de querubines. Por su parte, la autoría de los paños se debe a Leopoldo Padilla Vic. Son de terciopelo morado con forma semicircular y ostentan en su centro el escudo de la Hermandad bordado en oro y sedas de colores. Sus contornos se adornan con una cenefa bordada en oro con motivos vegetales y flecos del mismo material en su parte inferior. El juego de bocinas fue estrenado en la Semana Santa de 1963.

CRUZ DE GUIA

Fue tallada en madera de cedro por Antonio Martín Fernández; es de estilo barroco-rocalla, destacando como principal motivo ornamental la hoja de acanto que le proporciona una gran vistosidad al conjunto. Se remata con la tablilla del INRI (lesus Nazarenus Rex Iudaeorum) y ostenta en la cruceta el escudo de la Hermandad policromado, que es soportado por dos ángeles querubines de madera policromada tallados por Rafael Barbero Medina. En la parte posterior, de superficie plana, y también en la cruceta, está grabado el monograma de Jesús. El dorado actual de la obra fue aplicado en el año 2018 por Manolo y Antonio Doradores. Salió por primera vez en la Semana Santa de 1962.

FAROL DE CRUZ DE GUÍA

La cruz de guía va flanqueada por dos faroles de metal plateado, que fueron labrados por el orfebre Antonio Cruz Huerta y estrenados en 1960. Se componen de un largo vástago rematado por un fanal en forma de pirámide cuadrangular truncada con su base menor hacia abajo. Ambas piezas están decoradas con profusión de elementos vegetales de estilo barroco, los cuales además se distribuyen sobre la base superior formando una especie de bóveda.

SENATUS

El paño está bordado sobre malla de oro teniendo como motivo principal la jarra de azucenas que forma parte del escudo de la Hermandad, de la que surgen las iniciales SPQR. Se completa con bordados en forma de hojas y flores con incrustaciones de piedras de colores. Esta original obra fue diseñada y realizada por Leopoldo Padilla, estrenándose en la Semana Santa de 1960. El asta de la insignia y su correspondiente remate fue labrada en metal plateado por Villarreal en ese mismo año. Va acompañada por cuatro varas corporativas.

VARA INSIGNIA

Se utiliza para acompañar a las insignias. Está compuesta por seis tubos o cañones separados mediante un total de siete nudetes siendo el más cercano al remate de mayor grosor. Todas estas piezas se decoran a base de diminutos motivos barrocos, principalmente con hojarasca. Se remata por una cartela, timbrada de corona real, que acoge una jarra de azucenas. Fueron cinceladas en metal plateado en el taller de del orfebre Manuel Villarreal Fernández.

BANDERÍN INFANTIL

Insignia de tamaño más reducido del habitual en el cortejo para que pueda ser portada por niños, diseñada por nuestro hermano David Molina. El bordado del paño se realizó en los talleres de Fernández y Enríquez de Brenes, siguiendo un diseño propio a base de motivos bordados en oro de corte barroco en todo su perímetro, entre los que destaca una jarra de azucenas, símbolo representativo de la Hermandad, todo ello sobre fondo de tisú de plata, disponiéndose en su centro un óvalo que contiene una pintura realizada por el pintor Daniel Puch Rodríguez-Casso, en la que se representa a Jesús entre niños, y que se basa en un lienzo original del pintor alemán Carl Christian Vogel von Vogelstein, que se encuentra en la Galería de Arte Moderna de Florencia. Rodea el lienzo la leyenda “DEJAD QUE LOS NIÑOS SE ACERQUEN A MI”. El asta de la pieza está realizada en alpaca plateada en los talleres de Orfebrería Andaluza y se remata por la Sagrada Familia, tal como aparece representada en la cartela frontal de los respiraderos del paso de la Sagrada Presentación de Jesús al Pueblo. Lo acompañan cuatro varas corporativas de tres cañones. Salió por primera vez en la Semana Santa de 2009

BANDERA MORADA

El paño es de color blanco atravesado por una cruz de color morado, llevando en sus ángulos los cuatro escudos de las órdenes militares de Santiago, Montesa, Alcántara y Calatrava, en terciopelo con sus correspondientes colores. Fue confeccionada  Mariano Martín Santoja en el año 2016. El asta y la cruz que la remata son obra de Villarreal, habiéndose estrenado en la Semana Santa de 1965. La flanquean cuatro varas corporativas.

BANDERÍN DE JUAN PABLO II

Se compone de un paño de terciopelo burdeos, de forma cuadrada, que va orlado por una sencilla cenefa bordada en oro con motivos barrocos, figurando en su centro, en diagonal, el escudo del Pontífice citado, bordado en oro y sedas de colores. Este presenta la tiara papal, llaves de San Pedro, estola y una cartela cuyo campo es celeste y queda cuartelado por una Cruz, figurando a un lado de ésta una M de María. Alrededor del escudo figura el nombre del Pontífice y la fecha de su visita. El diseño de esta obra se debe a Joaquín López González, uno de los propietarios del taller de bordados Santa Bárbara, lugar donde fue ejecutado el trabajo. El paño se sujeta a la parte superior de un asta de orfebrería, que se remata con la tiara y llaves pontificias, todo ello obra de Manuel de los Ríos Navarro, realizado en metal plateado. Se estrenó en la Semana Santa de 1985.

VARA PONTIFICIA

Cuatro varas de metal plateado acompañan al banderín de Juan Pablo II, rematadas por una cartela, timbrada por la tiara y llaves pontificias, que contiene una jarra de azucenas. Obra de Manuel de los Ríos de 1985.

BANDERA PONTIFICIA

El paño es de forma cuadrangular, siendo una de sus mitades de color amarillo y la otra blanca, correspondiendo así a los colores pontificios. Lleva bordado el escudo de Pablo VI, obra de José Guillermo Carrasquilla Perea; éste presenta la tiara papal, llaves de San Pedro, estola y una cartela cuyo campo es celeste y lleva tres flores de lis y una especie de monte. Fue confeccionada en seda blanca y amarilla por Mariano Martín Santoja en el año 2016, sustituyendo a la que Carrasquilla confeccionó en 1966. El asta, de metal plateado, queda rematada por la tiara y llaves pontificias y es obra de Villarreal. Estrenada en 1965 se le incorpora el escudo en 1966. Igualmente le acompañan cuatro varas pontificias.

BANDERÍN DE SAN BENITO

Se compone de un paño de forma cuadrada en terciopelo negro, orlado de una cenefa barroca bordada en oro, figurando en su centro, dispuesto en diagonal, una miniatura en altorrelieve de San Benito, realizada en madera policromada por Juan Antonio Blanco Ramos en el año 2007, que se representa con sus atributos: báculo de Abad, Reglas de su congregación y mitra. Los trabajos de bordados corresponden al taller de Fernández y Enríquez y siguen el diseño de uno de sus propietarios, Fernando Enríquez Morán, estrenado en 1993. El asta de orfebrería se remata con una punta de lanza, obra realizada en metal plateado por Manuel de los Ríos en 1981, procedente del anterior banderín. Le acompañan cuatro varas corporativas.

BANDERÍN SACRAMENTAL

El paño es de tisú blanco, tiene forma cuadrada y lleva a su alrededor una cenefa barroca bordada en oro. En el centro aparece la Sagrada Forma sobre un Cáliz, flanqueando el conjunto dos espigas de trigo cruzadas por su parte inferior. Bajo todo ello se dispone una cinta con la leyenda «HICEST ENIM CALIX SANGUINIS MEIN». Es obra de Leopoldo Padilla, estrenada el Martes Santo de 1960 y pasado por Mariano Martín Santoja en 2016. El asta de orfebrería y la Cruz que la remata, son obra de Villarreal en metal plateado, habiendo sido estrenada en la Semana Santa de 1965.

VARA SACRAMENTAL

De metal plateado para acompañar al banderín sacramental, rematadas por una cartela, timbrada de corona real, que contiene una Custodia.

BANDERÍN DE LA AGRUPACIÓN MUSICAL

Realizado en terciopelo morado, con bordados de Jesús Rosado (2014), imaginería de Juan Antonio Blanco (2014)

Asta en alpaca plateada rematada por una hornacina con miniatura del Señor en su Sagrada Presentación de Orfebrería Andaluza en 2003.

 

 

Paso del Santísimo Cristo de la Sangre

GUION CHARITAS 

Se compone de un paño rectangular de terciopelo burdeos bordado en oro y sedas por las dos caras, siendo su parte inferior de forma polilobulada. La decoración empleada en el mismo es de corte barroco a base de elementos vegetales, siguiendo el estilo del resto del juego de insignias, figurando en su centro el actual escudo de la Hermandad en una de sus caras y el escudo antiguo (la jarra de azucenas orlada por el sol) en la otra. Común en ambas superficies es la leyenda “Charitas”, que alude al primitivo fin de la corporación, y las cifras que marcan la efeméride conmemorada: “1554” y “2004”. Fue realizado en los talleres de Artesanía Fernández y Enríquez de Brenes. Por su parte, la asta de orfebrería, realizada en alpaca plateada por Manuel de los Ríos Navarro, está ornamentada con elementos vegetales y su remate lo constituye una jarra de azucenas de la que brota una esbelta Cruz. Año 2004

VARAS DEL GUION CHARITAS

Las cuatro varas que acompañan al guion de Charitas. Constan de una asta de madera lisa barnizada en suya parte superior ostenta el primitivo escudo de la Hermandad en orfebrería. Dos de ellas datan de 1928, siendo obra de Eduardo Seco Imbert, mientras que las otras dos son réplicas de las anteriores, realizadas por Manuel de los Ríos Navarro en 2004

BANDERÍN CRISTO DE LA SANGRE

Formado por un paño de forma cuadrada de terciopelo burdeos orlado por una cenefa con motivos barrocos bordada en oro. En el centro figura, dispuesto en diagonal, una miniatura de madera policromada en bulto redondo que representa fielmente a la actual talla del Cristo de la Sangre, realizada por Juan Antonio Blanco Ramos en 2007. Los trabajos de bordados corresponden al taller de Fernández y Enríquez y siguen un diseño de Fernando Enríquez Morán, habiéndose estrenado en 1993. Todo el conjunto va asido a la parte superior de un asta de orfebrería, que se remata con una Cruz, obra realizada en metal plateado por Manuel Villarreal Fernández en 1965, procedente del primitivo banderín. Va acompañado por cuatro varas corporativas.

GUION DONANTES DE SANGRE

Compuesto de dos caras diferentes. El anverso es de terciopelo morado, quedando su perímetro silueteado por una cenefa de motivos barrocos bordada en oro. En el centro aparece el escudo de la Hermandad bordado en sus correspondientes colores, junto a la leyenda HERMANDAD DE DONANTES DE SANGRE. MIEMBRO DE HONOR» en letras de oro. El reverso es de terciopelo granate llevando la misma cenefa y leyenda que la cara anterior, mientras que en el centro se dispone el escudo de la Hermandad de Donantes, que se compone de una Cruz de color azul de la que brota una gota de sangre. Esta obra fue realizada en el taller de bordados de José Guillermo Carrasquilla Perea. El asta, de metal plateado, se remata por un pelícano que ofrece su sangre a sus crías y una cruz, siendo obra de los orfebres Antonio Cruz y Manuel Frías. Estrenada en la Semana Santa de 1972.

VARAS DEL GUION DONANTES DE SANGRE

Cuatro varas de metal plateado para acompañar al Guion, rematadas por una cartela, timbrada de corona real, que contiene el escudo de la Hermandad de Donantes de Sangre. Obra de los orfebres Antonio Cruz y Manuel Frías de 1972.

BANDERÍN GRUPO JOVEN

Paño de terciopelo burdeos de forma rectangular que queda orlado por una cenefa de diseño barroco. En el centro lleva el escudo de la Hermandad bordado en sus correspondientes colores, rodeado de la leyenda «GRUPO JOVEN HDAD. DE S. BENITO» en letras de oro. Fue realizado en los talleres de Fernández y Enríquez. Se sujeta el conjunto a un asta de orfebrería que queda rematada por una punta de lanza, realizada en metal plateado por Manuel de los Ríos. Estrenada en la Semana Santa de 1995.  Cuatro varas corporativas de metal plateado lo acompañan que realizó Manuel de los Ríos de 1995.

GUION SACRAMENTAL

Realizado en plata de ley por Manuel Villarreal Fernández en 1965. Presenta dos caras ornamentadas a base de abundante hojarasca primorosamente calada, figurando en el centro de cada lado un medallón conteniendo un relieve. En uno de ellos se representa al Cordero Apocalíptico sobre el Libro de los siete Sellos y en el otro un Pelícano, símbolo del amor, alimentando a sus crías con su propia sangre. La parte inferior es de forma lobular y de ella cuelgan cuatro campanillas. El asta se remata por una Cruz sobre la bola del mundo, bajo la que se encuentra el escudo de la Hermandad.

VARA SACRAMENTAL

Nueve varas para acompañar al guión Sacramental -cuatro de ellas flanqueándolo y las cinco restantes precediéndolo formando una antepresidencia-, rematadas por una cartela, timbrada de corona real, que contiene una Custodia. La vara del centro de la antepresidencia lleva los nudetes y remate de metal dorado mientras que el resto son totalmente de metal plateado.

LIBRO DE REGLAS 

Está encuadernado en terciopelo morado y lleva cantoneras, cierres y el escudo de la Hermandad, todo ello labrado en plata de ley. Realizado por Manuel Villarreal Fernández, estrenándose pues en la Semana Santa de 1966. En su interior se encuentran tres láminas pintadas, con las imágenes de nuestras titulares donde la Virgen aparece vestida de hebrea. Fueron realizadas al óleo sobre lienzo por nuestro hermano José Pastelero Caraza en el año 2009 y que sustituyeron a las del Señor y de la Stma. Virgen que hiciera en 1943, nuestro también hermano José Carbonero Torres. Las láminas quedan enmarcadas por sendas orlas realizadas por el hermano Manuel Burgos Fernández en 1993.

PÉRTIGA PARA EL LIBRO DE REGLAS

Con un asta de diseño similar al que ostenta el juego de varas de la Cofradía, llevará un remate labrado en plata de ley que presentará un templete en cuyo interior figurará una miniatura del Santísimo Cristo de la Sangre, al ser en el cortejo de acompañamiento de esta imagen donde se integra el Libro de Reglas. La obra ha sido diseñada y ejecutada en los talleres de Orfebrería Andaluza (Manuel de los Ríos) en el año 2009, siguiendo un diseño de corte barroco inspirado en las líneas del nuevo retablo instalado en la capilla de nuestro bendito titular. Lo acompañan cuatro varas corporativas.

BOCINAS

Fueron ejecutadas en metal plateado por los orfebres Antonio Cruz Huerta y Manuel Frías Espinosa en 1970 siguiendo el mismo diseño que las anteriores, al igual que sucede con los paños de terciopelo morado, obra en esta ocasión de Enriqueta Martín Reina también del año citado.

BANDERÍN DE LA BANDA DE CORNETAS Y TAMBORES

Realizado en los talleres de nuestro hermano y bordador Mariano Martín Santonja con hilos de oro sobre terciopelo burdeos en 2017.

Asta de orfebrería, rematada por una ménsula con miniatura del Ángel Custodio del paso de Cristo de la Sangre, en alpaca plateada de Orfebrería Andaluza (Manuel de los Ríos) en 2003.

 

 

Paso de la Santísima Virgen

BANDERA CELESTE

El paño es de color blanco y la cruz que lo atraviesa es de color celeste como símbolo de la pureza de María, llevando en sus ángulos los cuatro escudos de las órdenes militares de Santiago, Montesa, Alcántara y Calatrava, en terciopelo de sus correspondientes colores. Fue confeccionada Mariano Martín Santoja en el año 2016. El asta y la cruz que la remata son obra de Villarreal, habiéndose estrenado en la Semana Santa de 1965. La flanquean cuatro varas corporativas.

BANDERA CONCEPCIONISTA

El paño de la bandera es de tisú celeste, de forma cuadrangular, y lleva en su centro una pintura al óleo de la Inmaculada, rodeada de motivos barrocos bordados en oro. La parte posterior está forrada de tisú blanco y lleva bordada en letras de oro la leyenda «GENITRICI OMNIPOTENTIS AB ORIGINALI MACULA PECCATI CONCEPTAM DICIMUS CORDE 1854 – 1952». Tanto la labor de bordado como la de pintura fue llevada a cabo por las religiosas del sevillano Convento de Santa Isabel. Este paño se estrenó en la Semana Santa de 1952 y se sujeta a un asta de orfebrería realizada en metal plateado por Orfebrería Andaluza (Manuel de los Ríos Navarro) y estrenada en el año 1983. Su remate consiste en el monograma de María rematado por una corona real. En el año 1989 las camareras de la Hermandad pasarían los bordados de la insignia a un nuevo tisú. En 2014 Jesús Rosado volvió a pasar los bordados a un nuevo tisú.

VARA CONCEPCIONISTA

Cuatro varas de metal plateado para acompañar a la bandera concepcionista, rematadas por una cartela, timbrada de corona real, que contiene una imagen en miniatura de la Inmaculada. Fueron realizadas por los orfebres Cruz y Frías y estrenadas en la Semana Santa de 1972.

GUION DE LA CORONACIÓN CANÓNICA

Bordados de los talleres de Fernández y Enríquez de Brenes, siguiendo el diseño de Fernando Enríquez Morán, que emplea una rica ornamentación al más puro estilo barroco sevillano, estando bordado a realce con hilos de oro fino sobre terciopelo burdeos. El paño queda centrado en cada cara por una reproducción en pequeño tamaño, realizada por Manuel de los Ríos Navarro, de la corona de oro que en 1971 labrara Fernando Marmolejo Camargo y que fue la que el Arzobispo Fray Carlos Amigo Vallejo impuso a la imagen en el acto de la Coronación. Rodeando a la corona se ha bordado igualmente en hilos de oro la siguiente leyenda: «CORONACION CANONICA NTRA. SRA. DE LA ENCARNACION. SEVILLA 10-12-1994». En la otra cara figura el lema de la Coronación: «SALVE REGINA MATER FAMILIAE HISPALENSIS». El paño va sujeto a un asta de orfebrería obra de Manuel de los Ríos de diseño barroco, quedando rematada por la Giralda sostenida por dos ángeles querubines, en recuerdo de la Santa Iglesia Catedral, lugar donde fue coronada la Santísima Virgen. Estrenada en la Semana Santa de 1995.

VARA CORONACIÓN CANÓNICA

Cuatro varas de metal plateado para acompañar al guión de la Coronación. Cada remate queda centrado por una pequeña corona de metal sobredorado, reproducción de la empleada en la coronación, que aparece sobre el monograma de María y es sostenida por dos ángeles mancebos. Dicho remate culmina en una corona real, bajo la cual se dispone una cinta que, junto a otra situada en la parte inferior, acoge la siguiente leyenda: «NUESTRA SRA. DE LA ENCARNACION CON MOTIVO DE SU CORONACION CANONICA». Son obra de Manuel de los Ríos, habiéndose estrenado en la Semana Santa de 1995.

SIMPECADO

Bordado en oro sobre terciopelo azul en los talleres de Fernández y Enríquez. Es de estilo barroco con ornamentación vegetal compuesta por grandes hojas y frutos. La parte superior queda rematada por una corona real que simboliza la realeza de María. En el centro del paño va situada la magnífica imagen de la Inmaculada Concepción que realizara Francisco Buiza Fernández en 1972 para el anterior Simpecado. La talla sigue el modelo tradicional de la iconografía barroca sevillana, es de madera policromada y estofada y nos aparece sobre la media luna y tres cabezas de ángeles. Está ornada con diadema de plata de doce estrellas y ráfaga bordada en oro sobre el terciopelo. La flanquean dos jarras de azucenas, símbolos de la pureza de la Virgen, labradas por Manuel de los Ríos Navarro. El reverso del paño lleva la siguiente inscripción: «HDAD. DE SAN BENITO – SEVILLA 1993». El asta es de metal plateado y procede igualmente de la antigua insignia estrenada en 1972. Está labrada en estilo barroco por los orfebres Antonio Cruz y Manuel Frías y se remata con símbolos marianos: corona de Reina, monograma de María y media luna. Se bendijo el 7 de Diciembre de 1993 y se estrenó en la Semana Santa de 1994

FAROL DEL SIMPECADO

El Simpecado va flanqueado por dos faro­les de alpaca plateada, repujados en los talleres de orfebrería de Manuel de los Ríos Navarro y estrenado en 1995. Están compuestos por un largo vástago rematado por un fanal de planta hexagonal, siendo su base inferior de menor tamaño a la superior, ornamentándose sus caras con elementos vegetales de tipo barroco. Sobre la base superior del mismo, se dispone una cúpula calada rematada por una corona real. Por otra parte, cada uno de los cristales que protegen la vela se decoran con jarras de azucenas.

ESTANDARTE

La bandera es de terciopelo burdeosy lleva bordado en su centro el escudo de la Hermandad en hilos de oro y sedas de colores, adornándose además con otros bordados de estilo barroco que enriquecen el conjunto. Las labores de bordado fueron llevadas a cabo en el taller de Leopoldo Padilla Vic tras haberse aprobado nuevas reglas por decreto del Arzobispado con fecha 15 de Abril de 1958, en las que se acordaba el cambio del antiguo escudo, consistente en una jarra de azucenas orlada por el Sol, por el que hoy conocemos. Se estrenó la obra el Martes Santo de 1959. El asta de orfebrería en metal plateado corresponde a Manuel Villarreal Fernández en 1959 mientras que el remate se debe a Manuel de los Ríos en 2003, estando realizado en plata de ley. En el año 1986 fueron pasados los bordados a nuevo terciopelo y se le incorporó al escudo la tiara y llaves pontificias al habérsele concedido el título de Pontificia a la Hermandad mediante Bula de S. S. Pablo VI del 30 de Mayo de 1966. Esta labor fue realizada por Artesanía Santa Bárbara. Este mismo taller en 2013 volvió a pasar el bordado a un nuevo terciopelo. 

Lo acompañan nueve varas corporativas para presidencia y antepresidencia del estandarte. La vara del nazareno que preside la insignia lleva los nudetes y remate de metal dorado, mientras que el resto son totalmente de metal plateado.

BOCINAS

Labradas en metal plateado por el orfebre Manuel Villarreal Fernández. El tubo se decora con hojarasca, llevando medallones en los que figuran jarras de azucenas. Junto a la boquilla aparecen dos ángeles querubines simulando sostenerla. La campana queda rodeada por cuatro cabezas aladas de querubines. Los paños, bordados en oro y sedas sobre terciopelo burdeos y en los que figura el escudo de la Hermandad, son obra de Leopoldo Padilla Vic. Se estrenaron en la Semana Santa de 1963.

 

 

Varas de mando de la cofradía

HERMANO MAYOR

Compuesta por seis cañones separados mediante un total de siete nudetes, siendo el más cercano al remate de mayor grosor; todas estas piezas se decoran a base de diminutos motivos barrocos, principalmente con hojarasca. Se remata por la ya conocida cartela timbrada de corona real, que contiene una jarra de azucenas. Este remate o galleta descansa sobre un basamento a modo de templete de forma rectangular, en cuyos cuatro frentes y enmarcados bajo hornacinas formadas por arcos de medio punto, aparecen los distintos elementos que conforman el escudo de la Hermandad: la jarra de azucenas, Custodia, Tiara Pontificia y cartela, rematada por corona real, que contiene las cruces de las órdenes militares. Estos símbolos están realizados en metal plateado, mientras que el resto de la vara es de metal sobredorado, correspondiendo su autoría al orfebre Manuel Villarreal, restaurada por Orfebrería Andaluza en 2008. Se estrenó el Martes Santo de 1966.

TENIENTE DE HERMANO MAYOR

De metal plateado lleva los nudetes y remate en metal sobredorado de Villarreal de 1966 con templete realizado en 2008 en Orfebrería Andaluza.

DIRECTOR ESPIRITUAL 

La pieza sigue el estilo artístico del resto del juego de varas de la Cofradía, llevando en su remate, que es sobredorado, una representación del Cordero de Dios o «Agnus Dei» labrado siguiendo el diseño modelado por el escultor Fernando Aguado Hernández. Ha sido realizada en alpaca plateada en los talleres de Orfebrería Andaluza en 2011.

VARAS DE LAS PRESIDENCIAS DE PASOS

Diez varas para presidencia y antepresidencia de cada paso compuestas por seis tubos o cañones separados mediante un total de siete nudetes siendo el más cercano al remate de mayor grosor. Todas estas piezas se decoran a base de diminutos motivos barrocos, principalmente con hojarasca. Se remata por una cartela, timbrada de corona real, que acoge una jarra de azucenas. Fueron cinceladas en metal plateado en el taller de del orfebre Manuel Villarreal Fernández. La vara del nazareno que preside el paso lleva los nudetes y remate de metal dorado, mientras que el resto son totalmente de metal plateado.

VARAS DE GOBIERNO DE LA COFRADÍA

Están compuestas por tres tubos o cañones separados mediante un total de cuatro nudetes siendo el más cercano al remate de mayor grosor. Todas estas piezas se decoran a base de diminutos motivos barrocos, principalmente con hojarasca. Se remata por una cartela, timbrada de corona real, que acoge una jarra de azucenas

Vara del Diputado Mayor de Gobierno de metal dorado y repujado.

Vara de Mayordomo general, de metal plateado y repujado con galleta y nudetes dorados

Vara de mayordomos de paso, de metal plateado y repujado.

La vara de Fiscal de paso es de metal plateado y repujado.  Obra de Manuel de los Ríos de 1996.

Los palermos de los Diputados de tramos son de madera lisa barnizada con mangos de orfebrería repujada y cartelas con el escudo de la Hermandad del mismo metal. Realizados por el orfebre Manuel de los Ríos en 2004.

 

 

Cortejo litúrgico

Cruz Parroquial de orfebrería en metal plateado. El asta es de Manuel de los ríos del año 1982.

Dos ciriales de metal plateado para acompañamiento de la Cruz Parroquial. Estilo barroco. En su remate se aprecian cuatro cabezas de querubines. El vástago se compone de cuatro tubos y cuatro nudetes. Obra de Manuel Villarreal Fernández de 1956.

Ropones de pertiguero de terciopelo morado liso con galones de oro. Obra de Mariano Martín Santonja, estrenadas en la Semana Santa de 1999.

Dalmáticas de terciopelo morado con galones de oro y bordados barrocos en oro a realce en su frontal y trasera cuyo motivo principal es una jarra de azucenas. También lleva bordadas las mangas con motivos barrocos. Obra de Mariano Martín Santonja, estrenadas en la Semana Santa de 1999.

Ciriales y Pértiga para el Señor de la Sagrada Presentación. Ejecutados en metal plateado en el taller de orfebrería de los Hermanos Delgado de estilo barroco, empleando abundante decoración vegetal, cada cara centrada por una hornacina que acoge a un ángel que aparece portando los diferentes atributos de la Pasión de nuestro Señor Jesucristo. Se estrenaron en 2015

Ciriales y Pértiga para el Cristo de la Sangre. Ejecutados en metal plateado en el taller de orfebrería de los Hermanos Delgado. Contiene miniatura del ángel custodio. Se estrenaron en 2014.

Ciriales para la Santísima Virgen de alpaca plateada. Estilo barroco. En su remate se aprecian tres dragones alados. El vástago se compone de cinco tubos y cinco nudetes. Obra de Manuel de los Ríos Navarro de 1983.

Pértiga de metal plateado y repujado. El remate está formado por un templete con una pequeña imagen de María Inmaculada. Manuel Villarreal, año 1965.

Naveta e incensarios de metal plateado y repujado con una cucharilla para el incienso. 

Canasto para los monaguillos de madera de forma octogonal forradas en terciopelo morado y decorado con apliques de alpaca plateada que recorren todos sus vértices, así como su asa. En el centro de las dos caras de mayor longitud exhibe el escudo de la Hermandad realizado en el mismo metal. Ejecutado en los talleres de Manuel de los Ríos. Año 2004.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies