Caridad

Bienvenido a la que es tu Diputación de Caridad, y a modo de presentación con lo que se pretende sea la labor, en estos cuatro años os informamos de lo siguiente:

La habilitación de este espacio en nuestra Web, nos va a permitir acercarnos a vosotros y manteneros fielmente informados de las actividades que desde esta Diputación, la Hermandad de San Benito realiza y esperamos además que ésta os sirva para animaros a trabajar por y en ella.

Tendiendo una mano a la esperanza, nuestra Hermandad, al iniciar este cuatrienio la Junta de Gobierno, esta Diputación de Caridad  considero oportuno como prioridad y por nuestro amor a los pobres,  se manifestará en obras concretas purificadas de todo paternalismo. Guiados por los criterios y los modos evangélicos,  y todos los hermanos cooperarán con decidida caridad a combatir la miseria, la injusticia y las desigualdades sociales, inspirada en la Doctrina Social de la Iglesia, haciéndola materia habitual de meditación y elemento esencial de la formación de la conciencia. Y más en este año de la Misericordia que termina, convocados por el Papa Francisco para que sea para todos una experiencia vida de la cercanía del Padre y cumplir con las Obras de Misericordia Corporales y  Espirituales.

Una de las líneas de acción, en la que se basará la Diputación de Caridad, consistirá en animarnos y sensibilizarnos para el ejercicio de la caridad, que nos es una cuestión accesoria para los cristianos. Ninguna comunidad de cristianos, desarrolla íntegramente su misión, sino conoce y transmite el mensaje de Jesús; sino celebra su fe y reza y si no sirve con amor a los hermanos más necesitados y crece con la marca pastoral de la opción preferencial por los pobres, verdadero sacramento del Señor (Mt., 25). Como todos sabemos la misión de la Iglesia es evangelizar, “que se expresa mediante una triple tarea: como anuncio de la Palabra de Dios, como celebración de los Sacramentos y como servicio de la caridad” (Benedicto XVI Deus Caritas Est, 25). “En las parroquias, las cofradías y las hermandades han de ser un verdadero pulmón de Fe y de vida cristiana, con variedad de colores y signos, expresión misma de la Iglesia, han de confluir y se han de reconducir a la unidad y al encuentro con Cristo. Por eso la misión más importante es mantener viva la relación  entre la Fe  y las culturas a los pueblos a los que pertenecemos. Con este espíritu, estén siempre atentos a la caridad. Cada Cristiano es misionero en la medida en que lleva y vive el Evangelio y da testimonio del amor de Dios por todos, especialmente por quien se encuentra en dificultad”.(Exhortación del Papa Francisco).

Nuestro punto de partida es que entendemos la Caridad como la práctica organizada de la prestación de ayuda a los más necesitados. Creemos que se desarrollaría una labor insuficiente si sólo se dedicara a gestionar los fondos económicos de los que disponemos ayudando a los que están en dificultades por los tiempos de crisis. Es necesario potenciar otro pilar importante donde debemos sustentarnos como es  la ayuda social, que es la de movilizar a las personas para colaborar con la acción social.

Por ello, dentro del capítulo de acción social, esta Diputación de Caridad ha iniciado el  proyecto de la creación del  “Centro de Recursos Infantiles  Virgen de la Encarnación” , gestionado por nuestra Hermandad, principalmente con recursos propios, con donaciones de los hermanos, instituciones o aquellas personas generosas que donen, ropa, utensilios, cunas, productos de higiene infantil, etc.. ,  siendo su finalidad una tarea social, con objeto de distribuirlos entre las familias con niños más desfavorecidas, contribuyendo con ello también a aliviar a familias que por circunstancias de la vida(paro, separaciones matrimoniales, etc..) se han visto en situaciones difíciles, suponiendo su creación a largo plazo  una de las mayores satisfacciones de cuantas actividades realice la Hermandad . Por eso marcamos un eje sobre el que gira la ayuda que prestamos, que como no podía ser de otra manera, es la familia. De este modo atendiendo lógicamente a que nuestra Madre de la Encarnación es la Madre de la Familia Hispalense, llevando por ello este Centro de Recursos  su nombre, hemos intentado que nuestras acciones tengan en común la defensa de la familia  cristiana y los valores que ella debe representar.

Este “Centro de Recursos infantiles Virgen de la Encarnación “ establecerá su sede en la Plaza Blanco White,  necesitamos  la colaboración de hermanos/as voluntarios/as, que de forma altruista y desinteresada  se ofrezcan,  para llevar a cabo las labores solidarias de recogida, selección, clasificación, rehabilitación de ropa y menaje infantil, de lavado, planchado y preparación de la ropa o mobiliario infantil, inclusive alimentos infantiles, juguetes etc.., siendo su distribución completamente gratuita entre los niños de las familias de nuestros hermanos necesitados o de la feligresía, de edades comprendidas entre cero y diez años aproximadamente.  Esta acción social, también consistiría a lo largo del tiempo en emprender acciones formativas y educacionales tanto  con los niños como con los padres, para la correcta convivencia familiar y utilización correcta de los recursos, así como cualquier otra actividad encaminadas mejorar las deficiencias familiares que afecten el feliz desarrollo de los niños en su entorno social.

Por otro lado esta Diputación de Caridad, otra línea de acción seria,  hacer una labor orientada a detectar las necesidades de nuestros hermanos de mayor edad  y prestarles una ayuda en la medida de lo posible, especialmente con un seguimiento y ayuda humanitaria en aquellos  que puedan verse afectados por la enfermedad, la soledad, o cualquier otro tipo de limitación, para que sientan a su Hermandad  de siempre más cercana, ofreciéndoles el cariño y apoyo que no se sientan olvidados, facilitándole un posible acercamiento a los Sacramentos, con visitas periódicas a sus domicilios,  en resumen tener una especial atención con ellos que fueron y colaboraron en su día con el esplendor de lo que es hoy día nuestra Hermandad.

Colaboración estrecha con Caritas Parroquial de San Benito, Residencia Hermanitas de los Pobres, de tanto arraigo en nuestra Hermandad, y que tan buena labor hacen con nuestros mayores de edad, con otras Instituciones Benéficas, campañas de la Iglesia(Domund, Manos Unidas etc..), participación en la Guardería de Verano de los Pajaritos gestionada por todas las Hermandades del Martes Santo. Colaboración con el Seminario Metropolitano tanto Mayor como Menor para ayudar en algún modo   a la formación de nuevos sacerdotes, consistiendo dicha ayuda  en cubrir  Becas de estudios. Colaboración con el “Economato Social María Auxiliadora”.

Queremos ser ambiciosos desde esta Diputación de Caridad, en tal malos tiempos la asistencia y ayuda que pueda prestarse es poca y ello, debe obligarnos a nosotros y a todos los hermanos a fajarnos para que juntos y en la medida de nuestras propias posibilidades podamos plantar cara a esta maldita crisis que más allá de las cuestiones meramente materiales es también una crisis que está azotando tantos y tantos pilares y valores sobre los que estaba asentada nuestra sociedad. , porque la situación económica actual ha provocado que miles de familias españolas no puedan subsistir por sus propios recursos. Estamos convencidos que solo así, juntos, saldremos de estos tiempos tan oscuros. Desde luego como Bolsa de Caridad de una Hermandad que es, nuestro principal objetivo y destinatario de la ayuda que pueda prestarse, será siempre el hermano, sin que ello suponga descuidar otras actividades asistenciales que siempre ha prestado nuestra Hermandad

Ante tantos retos invitamos a cuantos quieran participar en la medida de sus posibilidades en la puesta en marcha de estas iniciativas, aunque de todas formas seguiremos abusando de la paciencia y capacidad de comprensión de tanta y tanta gente, a la hora de buscar los medios necesarios que nos permitan realizar nuestra labor. En ello ya lo sabemos está implicada toda la Hermandad. y eso hace que San Benito no sea una hermandad grande sino grandiosa, pues la majestuosidad no se mide en enseres espectaculares, hermosos pasos… sino en la gente que componen una Hermandad y aquí desde luego hay riqueza y abundancia y aquí la gente lo demuestra.

Por último, la Diputación de Caridad intenta llevar a cabo una intensa labor social, dentro del marco local y con los limitados recursos con los que cuentan, porque la Hermandad entiende que la coyuntura actual requiere un mayor esfuerzo en la ayuda a los necesitados. Si necesitas ayuda o conoces la situación delicada de algún hermano, no dudes ponerte en contacto con la Diputación de Caridad. De esta manera evangelizamos siguiendo las palabras que  Jesús nos enseñó,  “Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón y con toda tu alma… y amarás al que está más cerca de ti  como a tí mismo”.

Deja una respuesta

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies